Servicio
Control de acceso a red (NAC)

Control de acceso a red (NAC)

Las empresas centran su estrategia de seguridad en proteger su red y aplicaciones de atacantes externos pero, ¿qué hay de la red interna? ¿Tienen las organizaciones pleno conocimiento de todo lo que está conectado a su red? ¿Qué personas y dispositivos tienen acceso? ¿Conocen el estado de esos dispositivos? ¿Qué aplicaciones se están ejecutando? ¿Son capaces de reconocer si algún dispositivo infectado está atacando desde dentro?

Si queremos tener pleno control de nuestra red es recomendable utilizar sistemas de Control de Acceso a Red (NAC).

Estos sistemas permiten realizar 4 acciones principales sobre nuestra red:

Ver Acceder

Permiten una visibilidad completa de la red, comprobando qué dispositivos se están conectando y de qué tipo, de quién son, quién lo está usando, que aplicaciones está ejecutando o en qué estado se encuentra (antivirus, parches del sistema operativo, agentes de seguridad, configuración, etc.).

Según las reglas definidas, el sistema permite el acceso a aquellos dispositivos que cumplen la política de seguridad (dispositivos conocidos, antivirus actualizado, ejecutando aplicaciones corporativas, etc.).

Con los dispositivos no autorizados se puede realizar todo tipo de acciones: notificar al usuario y/o al administrador, restringir o bloquear completamente el acceso a la red, etc.

También se definen políticas para el acceso de invitados, determinando quién y cuándo puede acceder y a qué.

Remediar Proteger

En aquellos dispositivos que no cumplen completamente nuestra política de seguridad, se puede remediar el sistema operativo o el antivirus, reparar configuraciones, parar/arrancar aplicaciones, deshabilitar dispositivos conectados, etc.

El sistema detecta comportamientos anómalos de equipos conectados a la red, permitiendo el bloqueo interno de malware, intrusiones y ataques.



Volver

Servicios asociados

Realizamos la integración de todos los sistemas que dan soporte a los procesos de negocio de tu organización; persiguiendo la rentabilidad, ahorro de costes y continuidad del servicio
Este tipo de firewall te permite proteger el tráfico de tu red interna. Requiere de equipos especializados que ofrezcan un rendimiento muy elevado y un retardo muy reducido, para no afectar al normal funcionamiento de la red.
Los firewalls de nueva generación protegen nuestra red de ataques externos y la infraestructura donde residen nuestras aplicaciones, sin embargo no lo hace de forma completa con las aplicaciones web.
Los firewalls tradicionales basados en IP/puerto se han quedado obsoletos y no son efectivos frente a nuevas amenazas.
Network Operation Center (NOC), un Security Operation Center (SOC) y un Service Desk (SD).