Ciberseguridad

Mejorar la ciber-resiliencia no es solo un reto tecnológico

La transformación digital de las empresas ha traído consigo muchos beneficios e innovación, pero también una mayor dependencia de nuestros sistemas de información, lo cual se traduce en un aumento considerable del riesgo de sufrir ciberataques.

El ritmo al que sigue evolucionando la tecnología y la conectividad prácticamente total con otras organizaciones, proveedores y consumidores finales, hace más vulnerables a nuestros activos. La respuesta a este desafío pasa, en gran medida, por potenciar y gestionar la ciberseguridad adecuadamente, yendo más allá de la visión convencional por la que se entiende como una cuestión meramente tecnológica.

Si se quiere proteger de forma efectiva a nuestras organizaciones, hay otras vertientes de la seguridad que se deben vigilar, para cubrir no solo la parte tecnológica sino también la parte física, organizativa y legal. Y en este sentido, hay mucho recorrido de mejora ya que, en la actualidad, aún existe cierta desconexión entre la estrategia de seguridad de las empresas y su traducción en medidas y controles tecnológicos, mejor concienciación, cultura de la propia organización y su integración con los principales procesos de negocio.

Ciberseguridad
Ciberseguridad

Establecer un enfoque 360°

Es evidente que ya no se trata sólo de defender el perímetro sino de un problema mucho mayor y más complejo, con retos tanto tecnológicos como de gestión. Para proteger a la empresa de forma adecuada, se le debe prestar debida atención a la ciberseguridad y debe ser vista por la Dirección y los empleados como un asunto relevante para el negocio, garantizando su involucración activa y la disponibilidad de recursos suficientes para favorecer el éxito de un programa de ciberseguridad, que se opere con un planteamiento integral.

Ciberseguridad

La ciberseguridad supone en la actualidad un riesgo empresarial estratégico que va mucho más allá de la tecnología y los departamentos de informática

Las organizaciones que adoptan un enfoque integral de la ciberseguridad están mejor preparadas para prevenir, mitigar y remediar con éxito los ataques. Y es en este apartado donde entra en valor el gobierno de la seguridad, la gestión del riesgo y el cumplimiento normativo y legal. Definitivamente, hay que pensar en la ciberseguridad con un alcance más amplio, y en este sentido es de gran ayuda la implementación de estándares, seguimiento de buenas prácticas, así como la adecuación y cumplimiento de la regulación de aplicación (nacional/internacional, sectorial, etc.). Adoptar un sistema de gestión de la seguridad de la información (SGSI) basado en la norma ISO 27001, cumplir con el Esquema Nacional de Seguridad (ENS) o el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), nos permitirá identificar y valorar nuestros activos, conocer mejor los riesgos a los que está expuesta nuestra información y aplicar controles adecuados a todos los niveles para preservar su confidencialidad, integridad y disponibilidad. De esta forma, conoceremos el impacto que tendría un incidente de seguridad para la organización y estaremos mejor preparados para garantizar la continuidad y el normal desarrollo del negocio.

En definitiva, la ciberseguridad supone en la actualidad un riesgo empresarial estratégico que va mucho más allá de la tecnología y los departamentos de informática. Una estrategia de seguridad sólida debe alinearse con la visión empresarial y los objetivos del negocio. Si se implementa de manera efectiva, puede mejorar la experiencia del cliente, las operaciones, el cumplimiento normativo, la reputación de la marca, la confianza de los socios y colaboradores y más, lo que garantiza el retorno de la inversión.

Servicios relacionados

  • Seguridad estratégica. Gobierno, riesgo y cumplimiento

    Seguridad estratégica. Gobierno, riesgo y cumplimiento

    Consultoría TI que abarca desde Sistema de Gestión de Seguridad de la Información (SGSI) – ISO 27001, Esquema Nacional de Seguridad (ENS), Regulación de Protección de Datos: RGPD y LOPD-GDD, PCI-DSS y PSD2, Ley PIC y Ley NIS, Análisis de Riesgos y Plan Director de Seguridad, BIA, Gestión de Continuidad (ISO 22301) y DRP, Virtual CISO, Virtual DPO y PMO de Ciberseguridad, Formación y sensibilización

    Más sobre este servicio

Experiencias relacionadas